Insomnio


El insomnio se puede definir como la dificultad para dormir. Ya sea por una demora en su conciliación, por un sueño interrumpido o por un despertar precoz. Suelen darse factores de origen psicológico que afectan en el origen de su desarrollo y/o mantenimiento.

Una vez descartadas causas orgánicas se puede abordar a través de la mejora de de los factores emociones y a través de la adquisición de hábitos de higiene del sueño.  Es importante, a su vez,  optimizar la eficacia del sueño. Esto consiste en pasar el menor tiempo posible en la cama sin dormir. También existen técnicas de relajación y autohipnosis que, aplicadas de un modo rutinario, pueden  suponer una gran ayuda.

Solicita una consulta


Rellena el formulario y te llamaré lo antes posible.